5 pasos para tener emociones positivas

5 pasos para tener emociones positivas

Las emociones son lo que mueve a los seres humanos. Se definen como estados fisiológicos que de manera inconsciente se generan como reacción a un determinado hecho. Hay algunas emociones que se adaptan de manera inexplicable y se convierten en una conducta para las personas.

Sin embargo, las emociones se consideran una combinación  de factores en el área cognitiva, más específicamente, en  los pensamientos y la estimulación física. Todo esto  quiere decir que puede controlarse de alguna manera y así generar nuevas emociones que sean más convenientes para el estado de la persona. Asimismo, puede ser necesaria la ayuda para no rendirse en esta búsqueda de emociones positivas, por lo que Gananci puede apoyarte con algunas frases motivadoras.

A continuación te presentamos una serie de pasos que te ayudarán a alimentar todas tus emociones positivas:

  1. Hacer actividades físicas

Esta es una regla básica casi para todo lo que se realice, incluyendo cuando se pretenden obtener resultados no tangibles.

Este paso básicamente es para ayudar a mantener el sistema respiratorio en buen estado, porque una respiración adecuada, te permitirá mantener el control sobre tu cuerpo. De esta forma, podrás generar un contraataque ante las respuestas fisiológicas que les llenan de malos sentimientos.

Lo más adecuado es salir a dar paseos medianamente largos como forma de ejercitarse y de esta forma, adquirir resistencia. Además, es recomendable asistir a clases o reuniones de yoga que implementen técnicas de respiración. Esto te ayudará también a conocer tus emociones, dado que te concentras por completo en tu yo interno.

      2. Reconocer y aceptar las emociones

Reconocer y aceptar las emociones de las que se tiene conciencia es de mucha relevancia en el proceso porque pasar las cosas por alto no solucionará nada. Por ejemplo, si sientes tu ritmo cardíaco acelerado seguramente sea una respuesta al estrés. Esto puede haberse generado por la sensación de cumplir algo, tener a alguien o estar nervioso, lo cual puede ser contraproducente y en el peor de los casos, producir un infarto.

Sin embargo, hay emociones de las cuales no se puede tener conciencia como tal aunque así se crea. Esto recibe el nombre de una falsa conciencia, que trata precisamente de no tener control sobre la mente ni sobre las emociones. Para reconocer estas situaciones es necesario estudiar o leer más a profundidad a psicólogos que hayan tratado el reconocimiento de la conciencia.

     3. La tranquilidad

Para poder tener noción de las emociones, es importante poder dedicarle aunque sea un momento del día a las mismas. Es decir, pensar en lo que pasa en los diversos ámbitos de la vida y cuáles son las respuestas que se dan a ello.

Sin embargo, se necesita un lugar cómodo y alejado de todo el ruido, para obtener una verdadera tranquilidad. Preferiblemente debe ser un lugar que no guarde ningún tipo de recuerdos para ti, para que no absorbas viejas emociones. Además, sería conveniente que fuera un sitio abierto para que las energías puedan fluir mucho mejor.

      4. Examinar el día a día

Generalmente en algunos momentos del día se experimentan emociones por situaciones inesperadas o irregulares, que pueden hacerte decaer y descontrolar tus emociones. Por todo ello sería apropiado que dedicaras un momento al final del día por una semana a evaluar cuáles son esas cosas que te afectan, sea de manera directa o indirecta.

Lo más frecuente es que encuentres diversas situaciones que te produzcan malas energías, como, por ejemplo, las personas que te critican constantemente en el trabajo. Para estos y otros casos lo recomendable es tratar de ignorar a esas personas y en su defecto no participar en donde están involucradas, lo cual no te llenará de emociones negativas.

Otro ejemplo podría ser el sentirse dependiente de alguien económicamente, por lo cual es sumamente importante cortar esa relación. Esto se debe a que podría ser por mero interés y no por la presencia de sentimientos. Existen muchas posibilidades de surgir, por lo que volverse independiente y rentable a nivel económico no es algo del fin del mundo.

      5. Meditación

La meditación es una forma de controlar las respuestas que produce el cerebro. Obtener este grado de relajación  de la mente es suficiente para desarrollar emociones positivas. Además, meditando puedes desarrollar una mejor concentración, que es totalmente útil para reconocer las emociones de los demás, o por lo menos para identificar parte de ellas.

La mejor manera de meditar es que sea en un lugar en el que no tengas contacto con las demás personas o también que sea con un grupo reducido. Si vas a clases, lo practicas con un grupo o simplemente lo haces porque así lo deseas, es una buena opción. Es recomendable que se dediquen de 35 a 40 minutos de meditación diariamente.

También ayuda buscar otras áreas de la salud que no tengan una forma rígida. Asimismo, puedes investigar sobre cualquier forma de meditar que se adecúe a tus gustos o necesidades. Hay quienes implementan la meditación con música, entre otras cosas. Se trata de encontrar la forma con la que te sientas más cómodo.

 

Edith Gómez
Editora - gananci.com


  

 

Posted on 28/11/2017 by Edith Gómez Consciencia y Espiritualidad, Crecimiento Personal, Salud y Bienestar 0 310

Dejar un comentarioLeave a Reply

Debe iniciar con la sesión iniciada para poner un comentario.
Ant.

No hay vídeos

To be determined Shipping
Total

Check out